El pasado de Armando Christian Pérez, mejor conocido como Pitbull, nunca fue una fiesta como aparece en sus muchos videos.

Mr. Worldwide creció en un barrio humilde. A los 17 años, el futuro rapero pensaba que sus opciones eran pocas y limitadas. Consecuentemente, Pérez se dedicó a vender drogas y se acercaba más y más a la vida de crímenes. Su mama se dio cuenta del comportamiento de su hijo y tomo una decisión drástica: lo hecho de sus casa.

Mi mamá me dijo, no quiero verte hasta que sepas lo que estás haciendo. A lo que te dedicas ahora en las calles, eso solo te dará dinero rápido. No puedes permitirte pagar a un abogado y vas a acabar en prisión. Ya he pasado por eso con tu padre”, contó el rapero a People.



Adecuadamente, el entendió la realidad que le esperaba y decidió escuchar a su madre. En ese momento Pitbull empezó a seguir su pación del rap y la música. Todo el éxito y fama que le siguió fue debido a el amor de su madre por él y él amor de el a sus madre.

Al presente, Mr.305 se encuentra formando su propia familia. Pitbull anhela ser un ejemplo excepcional para sus hijos, de la misma manera de que su madre fue hacia él

“Mis hijos tienen todos un carácter muy fuerte… A veces mi hijo me pregunta: ‘¿Vamos a coger el Benz o el Beamer?’. Y yo les digo: ‘No, se dice el coche blanco o el plateado, ¿entendido? ¿Y sabes qué tienes que hacer para conseguir uno así? Trabajar muy duro, porque yo no voy a regalártelo’, reveló hace unos meses a la revista Latina.

El rapero ha sido nombrado unos de los cincuenta artista más influyentes de este año por la revista.

Hasta los artistas más famosos le deben todo a sus padres.

¿Qué te parece? Déjanos saber en los comentarios.

About The Author

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.